Avisar de contenido inadecuado

HOTEL STANLEY--DONDE LOS MUERTOS PASEAN

{
}

El Hotel Stanley es la base histórica del "Overlook Hotel" del Resplandor, y tiene una historia bastante rica a lo que apariciones se refiere.

En 1903 Freelan Stanley, co-inventor de la Stanley Streamer, enfermo de tuberculosis tuvo que retirarse unos meses al clima seco de Colorado por prescripción médica con su mujer, y le gustó tanto la zona que, aparte del hecho de lo beneficioso que le era a su salud, vió la posibilidad de asentarse y construir un hotel. Seis años después de eso, abría sus puertas el Stanley Hotel…un hotel de veraneo que apuntaba a los hombres de negocio y contaba con luz eléctrica, comodidades como agua corriente y teléfono en una zona donde por esa época era un lujo tenerlos.

Siempre tuve el gusto por una buena historia de fantasmas. Tanto mejor si es un lugar con historia, nombre y apellido. Un lugar donde por la noche se escuchan frías pisadas, el lamento que surge de una garganta que ya no debería lamentarse...la carne se pone de gallina mientras la temperatura baja y ellos aparecen. Atrás tuyo...ahora!

No te des la vuelta, no veas esa cara fría, húmeda y pálida que en este momento mira tu nuca...no mires sus ojos muertos fijos en tu espíritu ahora, no sientas esa respiración que ya no respira.

No.

En vez de eso, y sin mirar atrás (por favor, esto es esencial), contanos de algún lugar embrujado, de algún lugar por donde los muertos pasean y los extraños. Somos. Nosotros...

A continuacion uno de las tantas historias que encontraran en el enlace al final de este articulo:

Son muchos los casos de fantasmas merodeando por el hotel…el epicentro de éstos es el Salón de Baile. El personal de la cocina – vecina a este salón - hasta el día de hoy reporta de tanto en tanto oir el clamor de una fiesta realizándose…solo para encontrarse con el lugar vacío cuando se asoman a él. Algo parecido pasa nuevamente en el salón de baile, pero con los huéspedes del lobby…escuchan un piano, cuando nadie lo está tocando cuando van a investigar. Se cree que el “responsable” de esto es el fantasma de Flora Stanley, la mujer del fundador del hotel, una reconocida pianista de su época que en vida solía tocarlo en las fiestas. De la misma manera, se dice que el fantasma que frecuenta el cuarto de billar (el mismo que “juega” y desordena las bolas sobre la mesa) es el del mismísimo Freelan, gran aficionado a ese juego en vida.

Otra aparición frecuente es la del fantasma de un ladrón…del cual se dice que sigue robando joyas a los huéspedes del hotel. Aparece flotando sobre las camas, luego corre hacia el armario y desaparece allí….junto a las joyas. Otros han visto fantasmas parados en sus cuartos a altas horas de la noche, para después desaparecer en el aire. Otros sucesos hablan de sonidos de niños jugando en los pisos superiores cuando el hotel está cerrado a la noche, camas que se quiebran desde adentro y armarios que se abren solos. 

La historia preferida que cuentan los guías es que Stephen King, que se alojó en este hotel, que se inspiró en él para escribir su novela “El Resplandor”, y que fue uno más de la larga lista de testigos que aseguraron a lo largo de los años haber visto el espíritu de un niño que llama desconsoladamente a su niñera. 

Existen además cuartos donde se alojan ciertos “huéspedes permanentes” como parece ser el caso de la habitación 407, donde algunas noches aparece Lord Dunraven, un noble inglés al cual Stanley le compró la tierra para construir el hotel. Anteriormente Dunraven había intentado construir un coto de caza en ese terreno, y le fue mal y tuvo que vender. Su espíritu suele permanecer en el ángulo del cuarto cercano a la puerta del baño. Según una historia común del hotel, este fantasma se divierte encendiendo y apagando las luces del velador en ese rincón, y que una noche unos huéspedes valientes le “explicaron” que sabían que ese era SU cuarto y que solamente se quedarían dos noches, que por favor apagara las luces y los dejara dormir. Cuando la habitación 407 no está reservada ni ocupada, se lo puede ver desde afuera, asomado a la ventana.

Se dice (o se mantiene por el bien del negocio, ya que hay un muy popular “Tour Fantasma” por el hotel) que el 75% del staff asegura haber tenido al menos un encuentro sobrenatural en su estadía en el hotel…y, si bien no ocurrieron asesinatos documentados (como en el caso del ficcional Overlook Hotel de Stephen King) todo está envuelto en una atmósfera convenientemente misteriosa

{
}
{
}

Deja tu comentario HOTEL STANLEY--DONDE LOS MUERTOS PASEAN

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre