Avisar de contenido inadecuado

el origen del bouquet de flores de las novias

{
}

 

"Un poco de cultura de los años 1600-1700.
Imagine por un momento como eran aquellos tiempos...
La Cámara Real (el dormitorio del rey)...no tenía baño.
No había baños, cepillo de dientes, perfumes, desodorantes o papel higiénico.
Los excrementos humanos se lanzaban fuera por la ventana del palacio.
Aún en invierno las personas se abanicaban para espantar el mal olor que exhalaba de ellas, porque no se bañaban debido al frío.
El primer baño del año se tomaba en mayo.
Los baños se tomaban en una única tina, enorme, llena de agua caliente, y el jefe de la familia tenái el privilegio del primer baño en el agua limpia.
Después, sin cambiar el agua, venían los otros hombres de la casa, por orden de edad, las mujeres también por edad y, por fin, las criaturas.
Los bebés eran los últimos que tomaban el baño. Cuando les llegaba su turno, el agua estaba tan sucia que era posible "perder" un bebé dentro de ella.
Por eso la expresión "no arrojes fuera el bebé con el agua del baño".
La mayoría de los casamientos ocurría en junio, porque el olor de las personas todavía era soportable.
Pero, para esconder el mal olor, las novias cargaban bouquets de flores junto al cuerpo, intentando disfrazar el olor que venía de las partes íntimas.
De ahí que mayo sea "el mes de las novias" y ese es el origen de los bouquets que cargaban.
Las fiestas? En esos días la cocina del palacio conseguía preparar un banquete para 1500 personas, sin agua canalizada y sin la mínima condición de higiene.
En las salas, con tejados sin guarnición, las vigas de madera que los sostenían eran el mejor lugar para que perros, gatos, ratas e insectos se aquerenciaran.
Cuando llovía, las goteras forzaban a los animales a tirarse al suelo y de ahí la expresión "está lloviendo perros".
La nobleza y los ricos usaban platos de estaño que ciertos alimentos oxidaban ocasionando que muchos muriesen envenenados.
También usaban vasos de estaño para cerveza o whisky, y esa combinación, a veces, dejaba al individuo en el piso, 
en una especie de narcolepsia inducida por la mezcla de la bebida alcohólica con el óxido de estaño.
Suponiéndolo muerto, quienes convivían con él preparaban su entierro.
El cuerpo se colocaba sobre la mesa de la cocina y los parientes giraban alrededor, comiendo y bebiendo y esperando para ver si se recobraba o no.
De ahí surgió el velorio, que es una vigilia junto al féretro.
En aquella época en Inglaterra, con territorio pequeño, donde no siempre había espacio para enterrar a los muertos, se abrían los féretros, 
los huesos se retiraban y se los colocaba en osarios y la tumba se usaba para otro cadáver.
Pero a veces, al abrir los ataúdes, percibían arañazos en la tapa por el lado de adentro, lo que indicaba que ese muerto había sido enterrado vivo.
Así surgió la idea de, al cerrar el cajón, atar una cinta de paño a la muñeca del difunto, pasarla por un hueco hecho en el ataúd y atarla a un cencerro.
Tras el entierro alguien quedaba de plantón junto a la tumba durante algunos días.
Si el muerto se recuperaba, el movimiento de su brazo haría sonar el cencerro y el sería "salvado por la campana", expresión que utilizamos hasta los días de hoy.
Se acabó la historia. Murió Victoria. 
 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario el origen del bouquet de flores de las novias

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre