Avisar de contenido inadecuado

algunas palabras geniales

{
}

 

Aquí estamos, siempre con la misma incapacidad para franquear la línea,
para pasar del otro lado. Siempre la misma elección del lado
del poder de lo que dice o hace decir.
Michel Foucault, La vida de los hombres infames.
Sueño con el intelectual destructor de evidencias y universalismos, el que señala e indica en las sujeciones del presente los puntos débiles, las aperturas, las líneas de fuerza, el que se desplaza incesantemente y no sabe a ciencia cierta dónde estará ni que pasará mañana, pues tiene centrada toda su atención en el presente, el que contribuya allí por donde pasa a plantear la pregunta de si la revolución vale la pena (y qué revolución y qué esfuerzo es el que vale) teniendo en cuenta que a esa pregunta sólo podrán responder quienes acepten arriesgar su vida para hacerla.
Michel Foucault, No al sexo rey.
Aquí estamos, siempre con la misma incapacidad para franquear la línea,
para pasar del otro lado. Siempre la misma elección del lado
del poder de lo que dice o hace decir.
Michel Foucault, La vida de los hombres infames.
Sueño con el intelectual destructor de evidencias y universalismos, el que señala e indica en las sujeciones del presente los puntos débiles, las aperturas, las líneas de fuerza, el que se desplaza incesantemente y no sabe a ciencia cierta dónde estará ni que pasará mañana, pues tiene centrada toda su atención en el presente, el que contribuya allí por donde pasa a plantear la pregunta de si la revolución vale la pena (y qué revolución y qué esfuerzo es el que vale) teniendo en cuenta que a esa pregunta sólo podrán responder quienes acepten arriesgar su vida para hacerla.
Michel Foucault, No al sexo rey.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario algunas palabras geniales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre