Avisar de contenido inadecuado

la rebelion de los angeles

{
}
LA REBELIÓN DE LOS ÁNGELES

LA REBELIÓN DE LOS ÁNGELESAnatole France
Título original: La revolte des anges
Año de publicación: 1922
Editorial: Valdemar
Colección: El club Diógenes, nº 30
Traducción: Juan Luis González, Agustín Izquierdo
Edición: 1995
ISBN: 978-84-7702-139-1
Precio: 6 EUR


Francisco José Súñer Iglesias

Qué se cuece en los cielos y, sobre todo, en los infiernos, es algo que escapa a nuestro humano entendimiento, y por mucho que intermediarios más o menos iluminados se empeñen en asegurar que ellos han sido elegidos para revelar según que misterios de lo que pasa arriba y abajo, lo cierto es que la ignorancia permanece y permanecerá por los siglos de los siglos, amen, etc., etc.

Pero supongamos que un ángel díscolo decide abandonar el Cielo a causa de las serias discrepancias que mantiene con Dios mismo y una buena parte de la corte celestial. Supongamos que el ángel procura ilustrarse en las artes de la teología, la escolástica y la doctrina de la Santa Madre Iglesia con el fin de comprender mejor las cosas de la casa que acaba de abandonar. Supongamos que el ángel no está solo, y que una caterva bastante heterogénea de arcángeles, querubines, amorcillos y entes alados varios sienten sus mismas inquietudes y se exilian de la corte celestial, supongamos que estos ángeles, perdidos en el París de principios del siglo XX se unen, asocian y deciden conspirar para asaltar el Cielo y echar del trono celestial al taumaturgo que, a su entender, ostenta el cetro divino sin mucho derecho a ello.

Mézclese todo ello con bibliotecarios obsesivos, señoritos ocioso de la burguesía parisina, señoras de buena posición y moral relajada, maridos cornudos y policías desorientados y se tendrá LA REBELIÓN DE LOS ÁNGELES, novela crítica, paródica y desternillante con la que Anatole France desmitifica la camarilla celeste y deja a Dios, o por mejor decir, el cargo de Dios, como el objeto de intrigas, ambiciones y batallas entre espíritus celestiales que cada cierto tiempo (poca cosa, unos pocos miles de años) cambia de manos según que bando resulte ganador de la refriega de turno.

Con todo, la novela no se centra específicamente en la conspiración encabezada, entre otros, por, Arcadio, ángel de la guarda de Mauricio Esparvieu. En sucesivos episodios France se burla de instituciones en tan solemnes como los bibliotecarios (el mismo lo fue del senado francés), la policía, la burguesía conservadora, el matrimonio y los movimientos revolucionarios.

Así el señor Sariette, cuidador de la inmensa biblioteca privada de losEsparvieu, acaba loco tras el desorden que el ansia de saber de Arcadio causa en ella. La policía de París, desorientada, confunde con exiliados de vaya a usted a saber que país centroeuropeo a los ángeles juramentados, éstos no dejan de ser un grupo de intereses comunes pero de ideología y métodos muy dispares, desde el sermoneador hasta el dinamitero, incluso alguno de ellos, transmutado definitivamente en ser humano corriente y moliente, y enriquecido gracias a una afortunada sucesión de hábiles inversiones, se desentiende de los locos planes de sus antiguos correligionarios, más cerca de los adustos Esparvieu que del entusiasmo demostrado por los conspiradores o el joven Mauricio, que ante el escándalo de sus padres (y la notable indiferencia de los cornudos) sigue y persigue a toda dama de cierta vistosidad, sea esta o no casada.

Curiosamente, a la Iglesia prácticamente ni se la menciona, a lo sumo en los nombres de los distinguidos sabios que escribieron muchos de los volúmenes de la biblioteca Esparvieu y que tanto interés despiertan en Arcadio. No resulta pues una novela anticlerical, ni siquiera antireligiosa. France trata a los ángeles y sus asuntos como si de los de un país extranjero se tratara, y en contra de lo que dice la contraportada del libro, la lucha del bien contra el mal tampoco tiene mucho que ver, hay más de cinismo y caradura por parte de unos y de otros que de auténtico posicionamiento hacia la bondad o la maldad.

De hecho, tras la batalla final, se adivina que pasados otros pocos milenios la situación estará madura para que se produzca una nueva rebelión angelical.

{
}
{
}

Comentarios la rebelion de los angeles

imposible no leerla!!

Deja tu comentario la rebelion de los angeles

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre