Avisar de contenido inadecuado

VAMOS AL AQUELARRE?

{
}

La Noche de Walpurgis, conocida también como la Noche de brujas, es una festividad celebrada en gran parte de Europa Central (Walpurgisnacht, en Alemania y Holanda; Valborg, en Suecia; Valborgsaften en Dinamarca, etc.) y que tiene lugar entre la noche del 30 de abril y el 1 de mayo, es decir, justo 6 meses antes de la Noche de Halloween (31 de octubre).

Esta festividad tiene sus orígenes con los vikingos y más tarde fue adoptada por los celtas en la festividad de Beltane, en honor al dios del Fuego, Belenos; el objetivo de esta celebración era dar por terminada la temporada de invierno y, a su vez, dar la bienvenida a la primavera encendiendo hogueras cuyo humo renovaba y purificaba al pueblo.

A la llegada del cristianismo y como ha ocurrido con un sinfín de tradiciones —como por ejemplo el Samhain es asimilado por el catolicismo como el Día de Todos los Santos el Día de los Fieles Difuntos y el Halloween—, el Beltane fue considerado cosa del Demonio y de la práctica de la brujería, de hecho, se dice que unos de los 4 grandes aquelarres celebrados por las brujas (conocidos también con el nombre de sabbats) se llevaba a cabo durante la Noche de Walpurgis.

Además de considerar pagana esta celebración, la iglesia católica pronto absorbió el Beltane y lo asimiló como parte de sus propias festividades. De esta manera, cuando el Papa Adriano II canoniza a Santa Walpurga, una monja benedictina de origen inglés, el 1 de mayo del 870, justo un día después de la festividad de Beltane, esta celebración comienza a ser conocida como la Noche de Walpurgis.

Se dice entonces que en la noche de Walpurgis (30 de abril) las brujas salen a reunirse para celebrar sus rituales demoníacos, la gente, por su parte, encienden hoguera para ahuyentar a los espíritus malignos y al día siguiente (1 de mayo) llega la celebración de Santa Walpurga. Algunas teorías afirman que Santa Walpurga es sólo una cristianización de Walpurgis, la diosa de los teutones o bien, de Belenos, el dios del fuego celta, o incluso, de Flora, la diosa romana de la primavera.

{
}
{
}

Deja tu comentario VAMOS AL AQUELARRE?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre