Avisar de contenido inadecuado

volvamos a los dragones

{
}

etapa de gran sierpe, es materia de debate (algunos expertos sostienen que un dragón vive para siempre). Desafortunadamente, los dragones ayudan poco en este asunto. No guardan registros de nacimientos y son propensos a exagerar sus edades.
Los sabios semielfos de Guillaume y Cirjon de Cheirdon han realizado un estudio de las edades de los dragones, anotando cuidadosamente el momento en el que ciertos dragones famosos (e infames) han alcanzado sus estados de sierpe, y han rastreado sus edades a partir de entonces. Algunos de los últimos expertos sospechan que Guillaume y Cirjon eran dragones de plata utilizando el disfraz de semielfo, y que las especulaciones que publicaron eran en realidad notas de campo. En cualquier caso, la pareja desapareció finalmente, y sus lugares finales de descanso no se conocen. Quizá murieron en el ataque de un dragón, o quizá continúan entre nosotros, con otros disfraces.
Guillaume y Cirjon establecieron que el dragón auténtico de vida más breve, el blanco, puede vivir hasta 2.100 años. La especie de dragón auténtico que más tiempo vive es el de oro; Guillaume y Cirjon sitúan la edad máxima del de oro en 4.400 años.
Además, los sabios descubrieron que los dragones pueden extender sus vidas algo más, entrando en un período llamado "el crepúsculo". Este término, acuñado por Guillaume y Cirjon, se refiere a la fas final de la vida del dragón. El cese de crecimiento en la etapa de gran sierpe anuncia el principio de la muerte (como hace con la mayoría de las criaturas que crecen durante sus vidas).
Un dragón puede sobrevivir durante siglos despues de alcanzar el estado de gran sierpe, pero es mortal y no puede evitar la muerte para siempre. El crepúsculo ocurre cuando el dragón sucumbe finalmente al peso de los años, forzando su fisiología a una espiral descendente. El período crepuscular de un dragón puede durar varios años, pero a menudo sucumbe cuando comienza el crepúsculo.



Cómo evitar el crepúsculo

Muchos dragones prefieren evitar un descenso lento hacia la muerte y abandonar la envoltura mortal con su dignidad intacta. Muchas grandes sierpes simplemente parecen desaparecer al final de sus vidas. Nadie sabe exactamente donde van, pero los expertos han identificado al menos tres posibilidades: partida, protección y convertirse en un dracoliche.

La partida

Un dragón simplemente puede desear que su espíritu parta. Tras hacerlo, el dragón muere y su espíritu es liberado a continuación. Un dragón se prepara para su partida consumiendo todo su tesoro. La mayoría de los dragones también viajan hacia un cementerio de dragones y mueren allí.
Los cementerios de dragones son lugares antiguos cuyos orígenes se pierden incluso para la memoria de los dragones. Por regla general, sólo son accesibles para criaturas voladoras, al estar situados en las cumbres de montañas, valles escondidos (rodeados por junglas, desiertos o montañas), en islas ubicadas en mares sin vientos o sacudidos por tormentas, o en las profundidades de grandes grietas en la tierra.
Dentro de un cementerio, los problemas abundan. Tormentas de energía elemental, suelen barrer los cementerios de dragones, y vórtices elementales aparecen en lugares aleatorios. Algunos de ellos pueden vomitar grupos de criaturas elementales hostiles o absorver a los incautos del plano material al plano elemental correspondiente. Carcasas o esqueletos de dragones se pueden animar espontáneamente y caminar, atacando a cualquier criatura viviente que encuentren.
Los cementerios de los dragones también son encantados por dragones espectrales. A pesar de los peligros, los cementerios de dragones a veces atraen a visitantes. De acuerdo con las leyendas y algunos descubrimientos reputados, no todo el tesoro consumido de un dragón que ha partido queda destruido, y muchos buscadores de tesoros (mostrando una avaricia parecida a la de los dragones) buscan con entusiasmo cementerios de dragones por los tesoros que dicen que contienen. Otros visitantes desean obtener los restos de dragones para propósitos mágicos o alquímicos.

La protección

Al final de su vida normal, un dragón puede elegir convertirse en un guardián, transformándose literalmente en parte del paisaje. Después de que el dragón consuma su tesoro, se transforma en un rasgo geográfico; colinas, montañas, lagos, pantanos y bosquecillos parecen ser las elecciones más comunes.
Esas zonas se convierten en los lugares favoritos de los dragones para poner los huevos. Se dice que ningún nido de huevos de dragón colocado en uno de estos lugares ha sido nunca molestado. También se dice que las crías de dragón que viven en el sitio están en comunión con el espíritu guardián, recibiendo el conocimiento que necesitan para convertirse en adultos fuertes.
Como con los cementerios de dragones, las leyendas cuentan que algunos de los últimos tesoros del dragón pueden todavía permanecer escondidos en la zona, haciendo que esos lugares sean el objetivo principal de los cazadores de tesoros. Extraer el tesoro (si de verdad existe) suele ser difícil. Los dragones más jóvenes que viven en el lugar suelen molestarse con los intrusos, así como los padres ausentes que han dejado huevos allí (como hemos visto, incluso los dragones que dejan sus huevos sin atender a menudo suelen seguir vigilando sus nidos). Estos lugares también suelen atraer su porción de dragones espectrales, añadiendo un nuevo elemento de peligro para los intrusos.

Cómo convertirse en un Dracoliche

Algunos dragones malignos reclutan la ayuda de otros para engañar a la muerte. El dragón y sus sirvientes crean un objeto inanimado, llamado filactería, que contendrá la fuerza vital del dragón. A continuación se prepara una poción especial para el dragón. La poción es un veneno letal que mata sin fallar al dragón para el que se preparó.
Con la muerte del dragón, su espíritu se transmite a la filactería. Desde la filactería, el espíritu puede ocupar cualquier cuerpo muerto que esté cerca, incluyendo su propio cuerpo. Si el cuerpo que habita actualmente es destruido, el espíritu retorna a la filactería, y desde allí puede ocupar un nuevo cuerpo.

{
}
{
}

Deja tu comentario volvamos a los dragones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre